Una esponja de oro, casi tan ligera como el aire

Investigadores suizos han obtenido una esponja ultraligera a partir de oro de 20 quilates. Es tan ligera, que depositada sobre una taza de café, no produce prácticamente alteración.

Gracias a la química moderna, materiales como el oro amplían sus usos, más allá de los tradicionales como la joyería. Encontrando utilidades en la electrotécnica y otras investigaciones.

Para fabricar esta esponja, se ha tratado el oro dándole forma de aerogel, que es un sólido con un bajo peso específico, debido a su alta porosidad. El oro también es interesante por otras capacidades como su modulación de color.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *